Escribir una leyenda

A medios privados nacionales como Efecto Cocuyo, El Nacional y La Patilla no les tembló el pulso en ningún momento para replicar incesantemente el amplio repertorio de inconsistencias legales y mediáticas que se desprendían horas después del secuestro, tal cual lo mencionó Diosdado Cabello, de Efraín Campos Flores y Francisco Flores de Freitas en Haití.

Ahora que la audiencia de ambas personas ante la Fiscalía del Distrito Sur de New York fue aplazada para el 2 de diciembre del presente año, y con las débiles “pruebas” que le permitieron al bodrio extender su vida útil durante horas totalmente desguarnecidas, algunos medios han decidido recular por la puerta grande como si no hubieran formado parte activa de las operaciones mediáticas del caso, mientras que otros deciden seguir reincidiendo en la terquedad sin prestarle mucha atención a sus propios actos de manipulación.

  • El portal digital Efecto Cocuyo en su afán de “periodismo exprés” (entiéndase por este formato el acumulado generacional de años y años de publicidad corporativa y especializada al servicio de Estados Unidos) reseñó el pasado 13 de noviembre, bajo el título “A Franqui Flores le allanaron una casa en República Dominicana”, una nota originada desde la agencia española EFE donde se daba por cierto que se habían encontrado 80 kilos de cocaína en su supuesta residencia y que además en el yate The Kingdom, según ellos propiedad también de Franqui Flores, ese mismo viernes se había encontrado más droga.
  •  Ya en una nota publicada por Misión Verdad hemos hechos referencia a que la incautación de 54 paquetes de droga en el yate The Kingdom corresponde a un operativo realizado por la Dirección Nacional de Control de Drogas de República Dominicana el 9 de noviembre y que no guarda ninguna relación con Efraín Campos Flores y Francisco Flores de Freitas.
  • Ahora que César Nuñez y Zacarías Beltré, abogados de la empresa Naranjo (dueña del yate y la residencia adjudicadas sin prueba alguna a los secuestrados) ratifican que ni Efraín Campos Flores ni Francisco Flores de Freitas tienen vínculos de propiedad con respecto al The Kingdom y la residencia ubicada en la urbanización Casas de Campo, Efecto Cocuyo recula y hace caída y mesa limpia titulando: “Al yate y la residencia allanados en República Dominicana les salieron otros dueños”.

Los medios “independientes” seguirán firmando sus facturas en nombre del mismo bodrio

Este es el “periodismo independiente” que dice oponerse al periodismo tradicional. Como si su condición de sumisión absoluta hacia las corporaciones mediáticas europeas y estadounidenses mostrara alguna diferencia con la intoxicada rutina informativa de La Patilla o El Nacional. La recurrente flojera de no remitirse a pruebas sólidas, de no contrastar fuentes, de no investigar para proyectar hipótesis serias, son sólo algunas características de este periodismo copia-y-pega representado por Efecto Cocuyo.

  • El Nacional también reculó apretándose los dientes, replicando una noticia de EFE (al igual que Efecto Cocuyo), donde se hace referencia a la declaración de los abogados mencionada con anterioridad y a la decisión de un tribunal de la localidad de La Romana de dictar prisión preventiva de un año a cuatro de los seis implicados en las incautaciones en el The Kingdom el pasado 9 de noviembre. Los otros dos salieron bajo fianza y ninguno de los seis posee nacionalidad venezolana o vínculo alguno con el caso Flores.
  • Mientras tanto La Patilla, en la terquedad propia de un laboratorio de guerra mediática, expone las fotos del allanamiento al The Kingdom el pasado 9 de noviembre de 2015. Dentro de la nota se dice que el yate pertenece a un “empresario venezolano”, haciendo referencia a otra nota realizada por su redacción el 13 de noviembre donde se vuelve a repetir que el “yate es de Francisco Flores de Freitas” y que fue realizada ese día, aunque en la nota que provee la referencia dice que fue el 9 de noviembre. Hasta este momento, y a la luz de las declaraciones emitidas por los abogados de la empresa Naranjo, La Patilla no ha reculado ni está pensando en hacerlo. Las imprecisiones en cuanto a fuentes, fechas y datos le importan poco cuando están en plena ejecución de campañas sucias contra el país.
  • El medio digital Konzapata, en una nota publicada el 16 de noviembre de 2015 y firmada por el mismísimo Juan Carlos Zapata, comete la misma terquedad y con ciertos vicios de mediocridad premeditada, dice que “acaban de anunciar la detención de seis involucrados en los negocios de los sobrinos de Flores” como si el allanamiento al The Kingdom se hubiera realizado ayer mismo y como si las autoridades antidrogas de ese país hubieran detenido a alguien relacionado con los secuestrados. Dudamos que un medio digital con tan escaso criterio investigativo vaya a recular. Prefieren morir en su ley, al igual que La Patilla.

Como la debilidad de las acusaciones y la falta de pruebas sólidas hablan por sí solas, se hace imprescindible tanto el recule disfrazado de culto a la verdad de unos como la producción obstinada de especulaciones informativas con clarísimas fallas de origen de otros. Al final de cuentas todos seguirán firmando sus facturas en nombre del mismo bodrio, sea por la vía de la inexistente ingenuidad o por la premeditación abierta.

MISIÓN VERDAD

Anuncios