Imprimir

A través de una nueva ley se prevé el aprovechamiento responsable de este recurso para el desarrollo económico del país

Oro azul es el nombre que se le otorga a la roca coltán, un mineral estratégico que se utiliza en equipos de alta electrónica y cohetes de largo alcance.

El pasado 30 de noviembre, el presidente Nicolás Maduro promulgó, por vía habilitante, la Ley Orgánica que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro y demás minerales estratégicos a fin de aprovechar estos recursos en beneficio de la economía nacional, aunado con la preservación del ambiente.

Esta decisión se tomó de acuerdo con el Plan de Desarrollo Minero 2016-2018 con la intención de buscar vías alternas para el financiamiento de proyectos de desarrollo, ante la caída en los precios del petróleo.

En este sentido, Maduro retomó este proyecto que legó el Comandante Eterno al señalar que con esta ley se protege el ambiente. “Llamo a todos los que se quieran incorporar a todos los sectores, somos gente de palabra y de trabajo, estamos llamando al capital internacional también, pues hay grandes oportunidades de inversión en oro, diamante, coltán y otros minerales no metálicos”, señaló.

Una roca valiosa

El coltán es una mezcla de los minerales columbita y tantalita, de color gris metálico oscuro y gran importancia en la fabricación de componentes electrónicos avanzados. Está considerado como un recurso no renovable altamente estratégico que, al igual a los hidrocarburos, no abundan en toda la corteza terrestre.

El mineral está compuesto porla columbita de niobio y tantalita que contiene óxido de tantalio, hierro y manganeso. Ésta última es realmente el recurso estratégico, porque es conductor de la electricidad, calor y muy duro.

Su uso es fundamental para el desarrollo de nuevas tecnologías: telefonía móvil, fabricación de ordenadores, videojuegos, armas inteligentes, medicina (implantes), industria aeroespacial, levitación magnética, entre otras.

Su diversidad en usos se debe a que posee propiedades como: superconductividad, carácter ultrarrefractario (minerales capaces de soportar temperaturas muy elevadas). A su vez, almacena carga eléctrica temporal y la libera cuando se necesita. Sus propiedades le hacen idóneo como material privilegiado para su uso extraterrestre en futuras plataformas y bases espaciales.

Por otro lado, el geólogo Noel Mariño, en investigaciones de la Universidad de Oriente y las industrias básicas de Guayana desde 2007, encontró que otros yacimientos de este mineral están al extremo oeste del estado Bolívar, en la zona del Río Parguaza, específicamente en el cerro Boquerones del sector Los Gallitos en un área de unos 7 mil kilómetros cuadrados.

También se cree que hay coltán en la Sierra de Imataca, localizada en el estado Delta Amacuro.

En los registros que existen hasta ahora sobre la distribución de la reserva de coltán está el principal productor en el mundo que es la República Democrática del Congo con el 80%. Brasil tiene el 5% de las reservas, Tailandia el otro 5% y Australia, con un 10%. Otros países con yacimientos de coltán son Canadá, Brasil, Etiopía, China, Colombia. y Rusia, aunque sus depósitos no han sido explotados. Recientemente, se sumó Venezuela.

En el mundo no hay índice de precios porque la mayoría de las ofertas están envueltas en secreto. Analistas de este sector establecen que el coltán comprende un quinto del mercado global, es decir, 150 millones de dólares al año.
En los últimos años se ha impulsado la explotación acelerada e irresponsable del coltán, a 3 millones de libras esterlinas por año. Su cotización es superior a los 400 dólares por kilogramo y la producción de mil toneladas anuales.

Aprovechamiento del recurso

De acuerdo con el instrumento jurídico publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.210, se amplía el margen de una ley que permite mayor control de otros minerales, además del oro, que estaban extrayendo ilegalmente del país, como el diamante y el coltán.

Debido a que los ojos del mundo están puestos en Venezuela por ese mineral, el Estado se reserva las actividades primarias de la industria minera, así como el aprovechamiento de este. Se permite la participación de otros sectores en la explotación minera, pero con control estatal del 55% del capital de una empresa mixta.

El sector minero contará con un plan de desarrollo formulado por el Ministerio de Petróleo y Minería, donde se tomarán en cuenta las variables ambientales, económicas, sociales, urbanorregionales, institucionales y geopolíticas.

Las actividades de la pequeña minería no deberán sobrepasar un área de 25 hectáreas por un período no mayor a los 10 años.

Se incorporó la figura del Fondo Social Minero que garantizará los recursos para impulsar el desarrollo de las comunidades aledañas.

Extracción ilegal

La reserva de este mineral se formalizó en octubre de 2009, cuando el Comandante Supremo, Hugo Chávez, emitió un decreto en el que se reservaba el uso exclusivo del coltán para el Estado venezolano y encomendó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) el resguardo de las zonas donde existen los yacimientos para erradicar la explotación ilegal. Prohibió la minería privada y puso en marcha la Operación Oro Azul, en la cual se desplegaron 15 mil tropas para perseguir a los contrabandistas.

Para entonces, estas reservas, y las de otros minerales estratégicos fueron localizadas al sur del río Orinoco mediante un programa de rastreo aéreo del Gobierno Bolivariano en cooperación con Irán.

Según el ingeniero José Antonio Bejarano en su artículo El coltán en Venezuela, se estima que este mineral fue explotado y comercializado ilegalmente desde antes de su descubrimiento en 2009. “Se conoce de casos donde la mano de obra para extraerlo estuvo compuesta por niños, mujeres e integrantes de las tribus nativas de la región, a quienes los obligaban y los sometían a condiciones precarias y violaciones de los derechos humanos y los daños al ambiente”, reseñó.

Posteriormente, durante la rendición de cuenta anual en 2011, el Comandante Chávez aseguró que “la gigantesca reserva que hay en Venezuela de coltán, un mineral altamente conductor usado en tecnologí­a, estarí­a valorada en 100 mil millones de dólares”.

La decisión de la reserva de los yacimientos se tomó a raíz de que la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología de Amazonas investigara los rumores de traficantes colombianos que desplazaban coltán venezolano. Esto siguió a la primera confirmación del Gobierno Bolivariano, de que el mineral se había convertido en contrabando transfronterizo, pues se encontraron rastros en una granja aislada en el estado Bolívar.

_______________________________

Producción irresponsable del Imperio

Las reservas más importantes de este mineral están en la República Democrática del Congo (RDC), esto generó un conflicto que resultó con un balance aproximado de más de 5 millones de muertos. El mayor grupo del sector manufacturero de Estados Unidos recibió una demanda por “la explotación y el comercio de minerales de guerra originarios de la RDC, por financiar conflictos que se caracterizan por niveles extremos de violencia”, contribuyendo a una situación de emergencia humanitaria.

Los mineros en ese sector están bajo la estricta vigilancia y son esclavizados. Incluso los niños extraen este material, por ser sus pequeños cuerpos los que pueden ingresar a las minas. Ellos arriesgan sus vidas, mientras otros se benefician de este comercio sangriento. Las grandes compañías en los países desarrollados continúan importando coltán indiscriminadamente.

El papel del mineral en la fabricación de tecnología fue evidente en 2001, cuando Sony retrasó el lanzamiento de nuevos videojuegos debido a la escasez del coltán. La empresa Nokia llegó a pagar 400 dólares por cada kilo de coltán. Entre Los países que se benefician con esta guerra se encuentran Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica y Kazajistán, los cuales están relacionados con la explotación inmoral de este mineral.

CRISTAL COLMENARES / CIUDAD CCS

Anuncios