Este lunes el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró desacato de la Asamblea Nacional (AN) y ordenó la desincorporación de tres diputados impugnados por ese tribunal. En el marco de la decisión el constitucionalista, Hermann Escarrá explicó a través de una entrevista concedida al canal Telesur, que si la Junta Directiva de la AN no corrige a partir de hoy, y asumen la medida cautelar interpuesta por el TSJ “¿que obligaría al Presidente de la República, a presentar un mensaje ante una Asamblea Nacional que entra en deslegitimación?, lo conveniente es superar estas cosas, es encamimar este proceso hacia diálogo entre las partes, es fundamental, porque todos los venezolanos queremos la paz, la democracia y el respeto a la Constitución, al Estado y a los Derechos Humanos”.

Expuso Escarrá, que al declararse la junta directiva del parlamento, “en rebeldía desconociendo una sentencia, un acto fundamental, de uno de los órganos del Poder Público Nacional, la propia autora de la sentencia que es la Sala Electoral, declara procedente el desacato de la sentencia, a la vez señala que no han debido los miembros de la junta directiva de la AN, Henry Ramos Allup, Enrique Márquez, José Simón Calzadilla, incorporar a estos miembros, y en consecuencia, declara nulos absolutamente todos los actos de la AN, que desde la instalación se produzcan, mientras se mantenga la incorporación de estos ciudadanos, sometidos a una medida cautelar, una sentencia, un juicio ante el TSJ”.

Cuando se le preguntó, al constitucionalista, si los investigados tienen inmunidad parlamentaria, respondió que “no, puesto que el acto de proclamación es nulo de nulidad absoluta de origen, todos los actos anteriores estaban viciados de nulidad, una vez que sobreviene la prueba de la compra-venta de votos; eso trae como consecuencia, que los actos ilegales, una vez impugnados en la Sala Electoral del TSJ, esta de manera muy serena, muy proporcional, garantizando los derechos de las partes, lo que hace es tomar una medida cautelar, no se pronuncia sobre el fondo, sino que al que la gravedad de las pruebas, lo que hace es decir, mediante la medida cautelar y de manera provisional, que no se incorporen hasta tanto en el juicio no ejerzan el derecho a la defensa, impugnen o no las pruebas, presenten sus argumentos, así como lo presentarán las otras partes”.

Recordó que al no acatar la sentencia e incorporarse y juramentarse por la Junta Directiva de la AN, “todo lo que allí ocurra está viciado en nulidad, lo advertimos en su oportunidad, están declarándose en rebeldía frente a una sentencia al TSJ, por lo tanto todas las acciones están viciadas de nulidad”.

De manera pedagógica expuso Escarrá, que la Junta Directiva debe cumplir “con la sentencia o decisión 260, como ahora vició todos los actos ahora tiene que volver, a partir de la instalación con los actos que han ocurrido en las dos sesiones, que se han dado en la AN, y manejarse conforme a la Constitución ya al estado de derecho”.

“Si la Junta Directiva no acata, la medida cautelar la colocaría en una situación de deslegitimación de procedimiento y tendría que actuar el resto de los poderes públicos, además sería una deslegitimación no de origen, sino de procedimiento, el resto de los poderes no tendría porque acatar ninguna de las decisiones, ni actos a los que esta Asamblea se refiera”, aseguró el especialista.

Concluyó haciendo un llamado al diálogo por ambas partes, puesto que “esa desesperación, esa forma agresiva, sobre todo en la expresión, ese desprecio en contra con la imagen del Padre de la Patria, con la imagen del Presidente, y con el comandante Hugo Chávez, no colabora, no es constructiva, para lo que requiere en estos momentos la nación”.

RNV

Anuncios