En medio de la coyuntura económica que atraviesa el país, la conciencia del pueblo venezolano es tan grande que ha permitido resistir provocaciones de todo tipo y que, específicamente, están enfocadas en dos direcciones: la ofensiva internacional, encabezada por el Gobierno de Estados Unidos, y la ofensiva interna, explicó el embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez Araque.

Durante una entrevista en el programa Mesa Redonda, transmitido por la Televisión Cubana, hizo un análisis sobre la coyuntura económica que vive Venezuela,  utilizada por sectores políticos internos y externos para desestabilizar al país.

“Ha madurado tanto la conciencia del pueblo venezolano que nos ha permitido soportar, hasta ahora, provocaciones y acciones de todo tipo”, destacó.

Dijo que la coyuntura actual se debe a varias razones. La primera tiene que ver con la baja de los precios del barril de petróleo, la principal fuente ingreso del país, por lo que tiene un impacto “muy grande” en la economía nacional.

“Se comprende así que el Estado tenga menor disponibilidad de recursos en dólares para garantizar el alto nivel de importaciones que caracterizan, de manera crónica, nuestra economía. Al bajar en dólares, baja la capacidad de compra externa, tanto de productos elaborados como de insumos para la producción”, expuso.

A esto se suman los ataques a la moneda nacional a través de un dólar paralelo, cuyo precio se toma como referencia para aumentar precios.

De esta manera, expresó que aparecen fenómenos que dañan la economía venezolana, como la inflación y la escasez.

Impacto de la economía mundial

Luego de consultarle al embajador sobre lo que desencadenó esta coyuntura en el país, indicó que es fundamental revisar lo ocurrido en China y la India.

“Hay que mirar hacia lo que ha ocurrido con China y la India, hay que ver las curvas en los gráficos sobre el movimiento del PTB (Producto Territorial Bruto). No es que esté en cifras negativas. Sigue creciendo, pero mucho más lentamente. Esto impacta el crecimiento de demanda de energía pues, como se sabe, la actividad económica implica un alto componente de energía. El coeficiente energético mundial, así se llama el consumo de energía por unidad de producto, se redujo”, agregó, el ex ministro de Energía y Minas de Venezuela.

También mencionó, en segundo lugar, la baja de los precios del petróleo aun cuando se mantiene como la principal fuente de energía en el mundo.

“Hay un encadenamiento entre el crecimiento más lento de la economía, menor consumo relativo de energía y los precios del petróleo”, puntualizó.

Factor político

Durante la entrevista, Rodríguez Araque también mencionó la influencia del factor político en esta situación, puesto que la oposición en medio de la “ignorancia” y “ocultamiento” de temas nacionales prefiere no hablar sobre lo que realmente ocurre.

Por ello, “nosotros deberíamos estar hoy, todos los días, en todos los medios, explicando, explicando, explicando. Y no sólo el Gobierno sino el partido, nuestros dirigentes de masas. Ahí aún tenemos fallas”, manifestó.

En medio de la situación, el embajador también se refirió a la importancia de establecer prioridades. La primera, solventar la distribución de alimentos; la segunda, de medicamentos, y en tercer lugar, las viviendas, que se continúan construyendo -a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela- a pesar de esta coyuntura.

Luego de hacer un recorrido por el panorama nacional e internacional que ha influido en la situación que enfrenta Venezuela, el embajador subrayó: “Hay que decir como corolario de todo lo comentado que en medio de las grandes dificultades externas e internas, en medio de la gigantesca ofensiva desplegada por Estados Unidos y sus aliados en toda nuestra América, Venezuela resiste, resiste y vencerá”.

AVN
Anuncios