El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, anunció este viernes la lista de 23 municipios de 12 departamentos que albergarán en veredas a los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), tras haber firmado el 23 de junio el cese al fuego bilateral.

Dichas veredas deberán estar distantes de cascos urbanos, según puntualiza el comunicado emitido.

El acuerdo de cese al fuego bilateral definitivo entre el Gobierno y las FARC-EP establece que dentro de las Zonas se podrá hacer todo tipo de capacitación de los integrantes de las FARC-EP en labores productivas, de nivelación en educación básica primaria, secundaria o técnica.

Durante la vigencia de las zonas se suspenderá el porte y la tenencia de armas para la población civil dentro de dichas Zonas.
Las 23 Zonas son territoriales, temporales y transitorias. Cada Zona contará con Equipos de Monitoreo Local. Tendrán facilidades de acceso por vía carreteable o fluvial y serán distribuidas por municipios.

Cesar: La Paz
Norte de Santander: Tibú
Antioquia: Remedios, Ituango, Dabeiba
Tolima: Planadas, Villarica
Cauca: Buenos Aires, Caldono
Nariño: Policarpa, Tumaco
Putumayo: Puerto Asís
Caquetá: Montañita, Cartagena del Chairá
Arauca: Arauquita, Tame
Meta: Macarena, Mapiripán, Mesetas, Vistahermosa
Vichada: Cumaribo
Guaviare: San José del Guaviare (este), San José del Guaviare (oeste)

Por su parte las zonas veredales durarán 180 días a partir de que se firmen los acuerdos finales en La Habana entre el Gobierno y esta guerrilla.
Dentro del comunicado también se establece la ubicación de 8 campamentos cada uno de 200 por 200 metros, en zona rural de los siguientes departamentos y municipios:

Guajira: Fonseca
Antioquia: Vigía del Fuerte
Chocó: Riosucio
Cordoba: Tierra Alta
Cauca: Corinto
Caqueta: San Vicente
Meta: Losada, Macarena
Guainia: Puerto Colombia

Las FARC-EP y el Gobierno colombiano firmaron el esperado acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo, un paso decisivo para poner fin a un conflicto interno de más de 50 años.

El acuerdo del cese al fuego no es el último paso del proceso paz colombiano, pero es el más importante porque las partes se comprometen a cesar las operaciones militares ofensivas y dar por terminada la confrontación y uso de las armas en la política.

T/Telesur/Agencias/RNV WEB

Anuncios