De acuerdo con información desclasificada de los archivos de la Dirección General de Policía (Digepol), Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), tribunales militares y teatros de operaciones, a la que tuvo acceso la Comisión por la Justicia y la Verdad, fueron contabilizadas 11.043 víctimas de crímenes, desapariciones, torturas, y otras violaciones de derechos humanos por razones políticas en el período comprendido entre 1958-1998.

La información fue suministrada por la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, durante una entrevista en el programa José Vicente Hoy, que transmite Televen, quien señaló estas muertes fueron parte de una “política de Estado, sostenida, sistemática, planificada, todo un plan para atacar a la disidencia política”.

Destacó que la mayoría de los casos desclasificados fueron archivados y los procesos que se iniciaron fueron cerrados, pese a que en ese período se dieron graves denuncias de violaciones a los derechos humanos como fue el caso de Víctor Soto Rojas, asesinado en 1964 durante el gobierno de Raúl Leoni; Fabricio Ojeda, asesinado en 1966 en la sede del Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA); y Alberto Lovera asesinado en 1965 por agentes de la Digepol.

Estableciendo una clara diferenciación con este período político (1958-1998), detalló que sólo entre los meses de enero y mayo de este año han sido imputados 229 funcionarios, acusados 344 personas como resultados de 142 acusaciones, 72 personas privadas de libertad y 15 condenadas como parte de las actuaciones realizadas por el Ministerio Público.

RNV

Anuncios