Al ver que la mercancía se les quedaba fría, charcuterías de mercados de Quinta Crespo y Catia redujeron costo en más de 40%

Desde hace unas semanas los caraqueños han visto una baja de casi 40% en los precios del queso bien sea duro, tipo paisa y amarillo, los cuales son los más demandados por los consumidores.

En un recorrido realizado por el mercado municipal de Quinta Crespo, el kilo de queso duro para rallar se puede encontrar entre 2 mil 500 a 2 mil 650 bolívares cuando, anteriormente, según informó Carmen Hernández, una cliente que compraba en uno de los puestos, se conseguía fácilmente en 3 mil 150 y 4 mil bolívares.

“Antes era imposible poder comprar queso en estos mercados porque los dueños de los puestos subían los precios cada semana. Un día lo conseguías en 3 mil y otro en 3 mil 500 o 4 mil; por ejemplo, el Santa Bárbara estaba en 3 mil 190. Ahora de repente el queso lo puedes conseguir en 2 mil 500 y es un poco más accesible, aunque todavía pega en el bolsillo”, aseguró.

En uno de los locales del mercado, una señora se encontraba observando detenidamente la lista de precios de la charcutería donde la cifra que más se destacaba era la del queso Pecorino que estaba en 8 mil 300 bolívares. El resto se ubicaba entre 2 mil 300 y 4 mil bolívares.

Al preguntarle a uno de sus vendedores sobre el porqué de la baja en los precios, aseguró que era producto de las lluvias, ya que ahora existe más oferta del producto.

“Como ha empezado a llover, pues la hierba que comen las vacas ha crecido y pues producen más leche para la realización de los quesos. Antes, con la sequía, había menos producción y por eso teníamos que aumentarlo porque, sino no teníamos ganancias”, afirmó.

Esta explicación también la ofreció uno de los encargados de una charcutería ubicada en el mercado municipal de Catia, quien indicó que ahora las personas han accedido a comprar más queso por esta baja en los precios.

Por su parte, Carlos Delgado, un cliente que compraba en ese puesto, aseguró que ahora “sí se puede adquirir porque hace como 20 días el queso duro uno lo conseguía en 4 mil 200 el kilo, ahora bajó a 2 mil 400”.

Al observar la lista de precios de las otras charcuterías del mercado, incluso de aquellas que se encuentran en las adyacencias del mismo, había mucha coincidencia en el valor del queso. En muy pocos casos se excedían en unos Bs 200 o 500.

También en el mercado Guaicaipuro, ubicado en la avenida Andrés Bello, el valor del queso sí estaba por encima del precio hallado en Quinta Crespo o Catia. En el local denominado Lácteos Los Primos, el Santa Bárbara lo tenían en 3 mil 640 y la Mozarella en 8 mil 880 bolívares.

En El Horreo, otro puesto del mercado, el Santa Bárbara se conseguía en 4 mil bolívares y el queso duro en 3 mil 230. En algunos casos se podía conseguir en 2 mil 800, pero en estos establecimientos la afluencia de personas no era relevante.

Ante este cambio considerable en el precio de este alimento, el presidente de Integral de Mercados y Almacén (Inmerca), ente adscrito a la Alcaldía de Caracas, Franco Manrique, aseguró que te bajón se debe a la presión que han ejercido los propios usuarios sobre los vendedores de charcuterías al negarse a comprar queso a altos costos.

“Cuando subieron los precios del queso a seis mil bolívares o más, los mismos usuarios decidieron no comprarlo y prefirieron comprar otra proteína como pollo o pescado. Ante eso, pues a los encargados de las charcuterías se les quedaba fría la mercancía o la perdían”, manifestó.

Manrique indicó que Inmerca realiza constantemente una evaluación de los establecimientos ubicados en los mercados municipales de la ciudad, a fin de inspeccionar el alza en los precios, y así asegurar que los comerciantes no superen el 30% de ganacias establecido por ley.

YULIANY CEDEÑO / CIUDAD CCS

Anuncios