Los siete vértices de acción de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro están direccionados hacia la ocupación, articulación y gobernanza económica del aparato productivo, expresó este lunes el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Es ese el camino correcto para nosotros, en primer lugar, contener la guerra económica, superar sus peores efectos de anarquización de los procesos distributivos y comenzar a apuntar hacia una estabilización de un plan productivo que vaya resolviendo los problemas desde el punto de vista general, rubro por rubro; vaya resolviendo los problemas desde el punto de vista concreto y puntual en el lugar donde se produce”, sostuvo el Mandatario Nacional en transmisión conjunta de radio y televisión.

Desde la Academia Militar de Caracas, donde se llevó a cabo una reunión de trabajo con el comando nacional y regional de la gran misión, el Jefe de Estado venezolano reiteró la necesidad de avanzar con firmeza en la concreción de los objetivos de los siete vértices, que no son otros que encaminar las políticas públicas e impulsar, principalmente, los motores agroalimentario, farmacéutico e industrial para sanear las cadenas de distribución de productos y normalizar el abastecimiento.

Asimismo, el Presidente Maduro reiteró en la necesidad de también fortalecer y consolidar la producción de alimentos en el país, ya que Venezuela “tiene todas las condiciones para resolver los asuntos de la seguridad alimentaria”, y con ello romper definitivamente la dependencia.

“Tenemos que elevar la producción al máximo. Venezuela tiene la capacidad industrial instalada para satisfacer todo el consumo”, como por ejemplo en materia de harina de maíz, dijo.

Asimismo, mencionó que la coyuntura económica que atraviesa el país, como consecuencia de una guerra no convencional orquestada por sectores imperiales, y la baja en los precios del petróleo, deber constituir en una oportunidad para avanzar en la transformación del modelo rentista a un nuevo modelo productivo.

“De esta guerra económica, de esta crisis, producto de la debilidad del modelo económico rentista, capitalista, no superado aún, y de la guerra económica nacional e internacional, (tenemos) que salir con soluciones que tienen que establecerse, consolidarse, expandirse, con una nueva mentalidad productiva”, dijo.

El Mandatario denunció que la guerra económica contra Venezuela y su pueblo “forma parte de una estrategia del Gobierno de Estados Unidos para dañar la economía nacional”, y mencionó que evidencia de ello fue el cierre sorpresivo de una empresa norteamericana de vidrio en Monagas.

Indicó que a los trabajadores de esa empresa se les vulneró su derecho constitucional al trabajo, ya que de manera repentina la empresa cerró y bloqueó los sistemas operativos de la mismas.

Sin embargo, señaló que en los próximos días visitará las instalaciones de dicha empresa, cuyas operaciones serán prontamente reactivada por los trabajadores, con el apoyo del Gobierno nacional y con la experiencia de la empresa socialista Venezolana del Vidrio (Venvidrio)

“Con la experiencia de los trabajadores de Venvidrio se va a ir recuperando”,. subrayó.

AVN
Anuncios