El director del Sebin dijo que las intenciones que fueron frustradas el 1-S se activarán en esta fecha

Gustavo González López, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), develó que la oposición venezolana tiene planeado ejecutar un golpe de Estado para el próximo 7 de septiembre, durante las movilizaciones regionales convocadas por este sector hacia las sedes del Consejo Nacional Electoral en cada entidad.

“Prevén poner en práctica los planes desestabilizadores que fueron frustrados por los organismos de seguridad del Estado el pasado 1-S”, dijo el funcionario.

Explicó que una ardua investigación del cuerpo de inteligencia develó que todas las acciones están encabezadas por la directiva de la Asamblea Nacional y el expresidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, quien ha sido vinculado con grupos paramilitares y el narcotráfico en Colombia. Además fue colaborador reciente del terrorista Loret Gómez Saleth para ejecutar operaciones como asesinatos selectivos y detonación de espacios públicos y privados en varias regiones de Venezuela.

Indicó que en los próximos días se estarán intensificando las medidas preventivas para neutralizar y frustrar las actividades delictivas que la derecha tiene planeadas para generar escenarios de violencia, en una posible toma parcial que se podría estar llevando a cabo en la ciudad de Maracaibo.

“Las intenciones de golpe se mantienen y los factores golpistas irán adecuando la agenda violenta en las próximas semanas (…) de allí la necesidad de la intensificación de las medidas preventivas para neutralizar o frustrar la actividad delictiva, ya que ahora ensayarán la toma en parcialidades territoriales”, puntualizó.

CrnY3aEWIAABOqR

Golpe planeado por toledo

González López detalló que los planes de golpe, tanto del 1° como del 7 de septiembre, son financiados y elaborados por el diputado al Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ), Lester Toledo, y el prófugo de la justicia, Yorman Barillas.

“En los meses de abril y mayo de 2016 se detectó un plan desestabilizador que pretendía reimpulsar el espiral de violencia de las guarimbas ocurridas en abril de 2014. Las investigaciones arrojaron pruebas contundentes que vinculan a Lester Toledo, diputado del CLEZ con estas acciones y financiamiento al terrorismo para las próximas semanas”, dijo.

Afirmó que están involucrados también el comandante para las bandas paramilitares del Bloque del Norte de la Guajira, Juan Carlos Celedón; Giovanny Vázquez, testigo del caso del asesinato de Danilo Anderson, Jerónimo González, Manuel González y Yoel Méndez, estos últimos contratados para ejecutar “una masacre” en la marcha del 1-S y asesinatos selectivos.

Manifestó que dentro de las evidencias que sustentan la investigación hay pruebas fieles de que se realizaron tres reuniones entre estos “factores” para solicitar la acción conspirativa.

“Una se realizó en julio en Maicao, entre Vásquez y Celedón; otra se hizo en el municipio Carrasquero, estado Zulia, para precisar lineamientos de los hechos desestabilizadores del 1° de septiembre, entre Vásquez, Celedón y Barillas; y la tercera reunión se realizó en el Hotel Kristoff en Maracaibo, entre Maglio Melián, lugarteniente de Celedón, Méndez y Manuel y Jerónimo González”, detalló.

Asimismo informó que el 29 de agosto los servicios de inteligencia detectaron una transacción financiera realizada por Melián, financista, y Barillas. El titular del Sebin indicó que el depósito fue realizado a Vásquez por bolívares 200 mil para trasladarse a una reunión en la ciudad de Maracay.

Otra de las evidencias que presentó el funcionario fue un allanamiento que se realizó en la Hacienda El Morrongo, ubicada en la frontera colombo-venezolana, en el que se encontraron armas de variado calibre, incluyendo fusiles, uniformes militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y documentos forjados.

Escondidos en cololmbia

El director del Sebin solicitó a las autoridades de Colombia su máxima colaboración en la captura de los prófugos Lester Toledo y Yorman Barillas, involucrados en los actos golpistas para atentar contra la paz y la seguridad del país.

Indicó que los ciudadanos serán imputados por traición a la Patria, sustracción de objetos pertenecientes a la FANB y por atentar contra la seguridad del cuerpo castrenses, delitos tipificados en el Código Orgánico de Justicia Militar.

Acotó que manejan la información de que los solicitados se encuentran en el departamento de La Guajira.

González López recordó que en este plan desestabilizador también se encuentran involucrados los dirigentes de oposición: Daniel Ceballos, Carlos Melo y Delson Guárate.

Asimismo aclaró que las autoridades venezolanas no han “iniciado un capítulo represivo” sino de anticipación y prevención, tal como estipula la Constitución.

BEATRIZ ARIAS CONTRERAS / CIUDAD CCS

Anuncios