La Misión Permanente en Viena reafirmó el compromiso de dirigir el grupo

En la sede de las Naciones Unidas de la ciudad de Viena, en Austria, se realizó ayer la transferencia de la Presidencia del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) a la República Bolivariana de Venezuela, en el marco de la 17ª Cumbre del organismo multilateral celebrada en Margarita desde el 13 al 18 de septiembre de 2016.

El evento, organizado por la Misión Permanente de Venezuela en cooperación con la Misión Permanente de la República Islámica de Irán, el representante permanente ante los organismos internacionales, Jesse Chacón Escamillo, en sus palabras, agradeció al país árabe por el trabajo realizado en los últimos cuatro años al frente del organismo, reafirmando el compromiso del Gobierno Bolivariano de continuar avanzando en los principios fundacionales y abogando sobre todo por la paz y la justicia mundial.

“Este mando será usado con firmeza y lealtad para el bienestar de las causas de los pueblos”, resaltó el también embajador en Suiza.

Hizo un llamado a los miembros del MNOAL, para fortalecer los lazos de hermandad y enfrentar los desafíos que actualmente se presentan, en aras de la preservación de la paz y la seguridad mundial, reseñó nota de prensa de la Cancillería.

Aseguró que desde la fundación del organismo sus líderes reiteraron su profunda preocupación por la amenaza que representa para la humanidad la continuada existencia de armas nucleares y su posible uso o amenaza de uso.

Expresó que la República Bolivariana de Venezuela insiste en la necesidad de acometer acciones efectivas a través del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que conlleven a un proceso de desarme general y completo bajo estricta verificación internacional; abogando, en particular, por el logro del desarme nuclear para el mantenimiento de la paz.

CIUDAD CCS

Anuncios