Dólar Today ha mantenido la fijación artificial del precio del bolívar frente al dólar (y en consecuencia en otras monedas) en poco más de mil bolívares por dólar desde hace varios meses. Las explicaciones han venido desde varias coordenadas. La única explicación que inferimos sobre el comportamiento de su tasa es un cambio de metodología en la fijación de Dólar Today.

Señala Dólar Today al día de hoy, sobre su método para la fijación del precio del Dólar paralelo: “Colocamos tres (3) valores de referencia para el dólar paralelo. El primero se basa en el cambio fronterizo con la ciudad de Cúcuta y es determinado en función a la oferta/demanda de bolívares en esta ciudad. El segundo (Implícito) es calculado utilizando información del Banco Central de Venezuela, más específicamente, tomamos la liquidez monetaria (M2) y la dividimos entre las reservas internacionales, el resultado es el monto del Dólar Implícito. El tercero es simplemente el Sicad 2”.

Dólar Today ha dado vuelta de hoja al método simplificado de referenciar el precio del dólar paralelo basándose exclusivamente en el “Dólar Cúcuta”, cuestión que sirvió para referenciar artificialmente el valor del bolívar frente al dólar, acorde a las transacciones en esa ciudad colombiana, manejadas por turbios y nada transparentes casas de cambio que durante años han especulado con las monedas y han obtenido cuantiosos beneficios.

 

Evolución del precio del dólar paralelo.

Los métodos de Dólar Today son de todo menos creíbles

-Dólar billete en mano. Tiempo atrás y con mayor énfasis desde 2013 hasta el tercer trimestre de 2015, Dólar Today empleó como marcador el llamado “Dólar de calle” en Cúcuta, o las transacciones de intercambio billete en mano desde casas de cambio a cambistas buhoneros en tarantines. Sin un sistema unificado de transacciones, sin cifras de oferentes y compradores (es decir, sin datos confiables del volumen de personas y de los montos que se compraban y vendían), esa mercadería era de todo menos una jugada limpia. Se trató de un elaborado juego especulativo de las monedas, donde las grandes casas de cambio hacían las fijaciones a su antojo y luego en la calle el precio de las monedas se cartelizaba. El rol de Dólar Today era el de articularse con los cambistas para fijar la tasa de manera arbitraria, para luego publicar en la página “el valor” del bolívar frente al dólar y en consecuencia frente al peso colombiano.

Pero esta jugada se viene abajo cuando el Gobierno de Venezuela realiza acciones excepcionales en la frontera y cierra el torniquete. Los desmanes monetarios inducidos generaron cuantiosas pérdidas a Venezuela y la proliferación de flagelos económicos, con el auge de la paraeconomía fronteriza. El mercado de divisas en Cúcuta billete en mano menguó estrepitosamente y las casas de cambio pasaron a ser cofradías ladronas aisladas y solitarias. En términos de “mercado”, el mercado de las pulgas de las monedas se quedó sin clientela de un día para otro, perdió demanda y lo lógico que hubiera ocurrido -si ese de divisas fuera de verdad un mercado- es que el precio del dólar paralelo se desinflara al caer la demanda.

Pero no. Dólar Today y las casas de cambio en Cúcuta mantuvieron su tendencia a inflar el paralelo, aunque ya casi nadie comprara en Cúcuta con el cierre fronterizo.

-Dólar Maicao, Arauca, Curazao y el de “transacciones”. Luego de las acciones del Gobierno venezolano por el reordenamiento de la frontera, Dólar Today cambió su metodología improvisando y sorteando fórmulas mágicas. Intentaron posicionar la “Tasa Maicao”, luego la “Tasa Arauca” y conforme el Gobierno venezolano cerraba pasos fronterizos intentaban saltar de Curazao a la frontera con Brasil, pretendiendo hallar asideros cambistas que pudieran posicionar como marcadores.

Luego cambian, nuevamente, su método de fijación y lo llamaron “Dólar Cúcuta, acorde a transacciones financieras”. Es decir, comenzaron a fijar su tasa artificial, según ellos acorde al volumen y montos de las operaciones electrónicas bancarias, desde donde vendedores y compradores de dólares de Venezuela realizarían operaciones con bancos y casas de cambio de Colombia. Lo cierto es que las operaciones interbancarias binacionales son una caja negra donde la información es de uso discrecional de los bancos y de las instancias reguladoras, tanto en Venezuela como en Colombia. No es información pública.

¿Entonces de dónde sacó Dólar Today la base de información para fijar el precio de las monedas? Supuestamente ellos se basaron en datos suministrados de transferencias realizadas por y desde las mismas casas de cambio en Cúcuta, cifras que -vale decir- no tienen transparencia alguna. Dólar Today siguió lavándose las manos como Poncio Pilatos, al afirmar que ellos no eran fijadores del precio de nada y que sólo “reseñaban” el “verdadero valor” del bolívar frente al dólar, fijado “por las casas de cambio” mediante transferencias.

El dólar paralelo continuó su escalada inflándose de la mano con las elecciones parlamentarias en Venezuela a finales de 2015. Al superar la barrera de los 1.300 bolívares por dólar, la tendencia al alza del paralelo continuó desatando estampidas y reacciones especulativas en Venezuela, induciendo inflación aderezada con actitudes claramente teledirigidas políticamente por actores económicos de todos los tamaños.

-El Dólar Instagram. Dólar Today comenzó a emplear la red social Instagram como un factor de referencia en la fijación desde finales de junio de 2016. La aplicación de fotos pasó a ser una rudimentaria herramienta para reseñar el comportamiento de la oferta y la demanda de dólares en Caracas e incorporar ese comportamiento como variable. Es decir, el mercado de los corotos de los raspacupos en Facebook, Twitter e Instagram pasó a ser un marcador.

La explicación del estancamiento del dólar paralelo es política, no económica

Dólar Today publicó recientemente en su página: “Los datos correspondientes a operaciones privadas en la ciudad de Caracas los obtenemos promediando la información que los mismos usuarios publican en la sección de comentarios de Instagram”. La extraña fórmula empezó a tomar como “marcador” el precio que se le fijaba al dólar en bolívares, determinado por casos como el de revendedores de dólares que ofrecían esa moneda a quienes compraban para “irse demasiado” y que acudían angustiados a las redes a ver qué conseguían a precios exorbitantes.

-Matemáticas indescifrables. De esta manera, Dólar Today se basa en indicadores exógenos y ambiguos para incorporarlos como testosterona que siguen inflando artificialmente el precio del paralelo, sin que este logre todavía sacar cabeza a poco más de 1.000 bolívares por dólar. Por un lado el Dólar Cúcuta y por otro el Dólar Instagram.

Como reseñamos al inicio, las variables que emplea Dólar Today y que publican en su página como metodología de su fabuloso cálculo son: el precio del Dólar Cúcuta, el valor del Dólar Implícito y la tasa oficial Dicom (antes Simadi).

Al día de hoy, 29 de septiembre de 2016, Dólar Today tiene publicado en página una devaluación artificial del bolívar de 1.045,76 bolívares por dólar. Si reseñamos todos los valores incorporados a su método de marcación, o como llaman en la página, sus “3 valores de referencia” veríamos que, al presente día, el Dólar Cucuta (1.220,98 bolívares por dólar), el Dólar Implícito (544,20 bolívares por dólar) y la tasa Dicom (654,29 bolívares por dólar), en promedio la tasa Dólar Today según su propia fórmula debería ser de 806,45 bolívares por dólar. Ese sería el cálculo si se suman los tres valores de referencia y se dividen entre tres.

Asumimos que el diferencial de 806 a 1.045 bolívares por dólar es parte de la testosterona del Dólar Instagram, ya que Dólar Today no explica en su página cómo es que esos tres valores de referencia no coinciden con la cifra del paralelo que colocan.

Es una matemática incomprensible esta con la que estamos lidiando. No hay explicaciones sobre si hay ponderación diferenciada entre los valores de referencia que señalan, ni detallan cómo es que el factor Instagram tiene cabida en la ecuación. La aritmética parece incomprensible, económicamente incomprensible. Pero si hablamos de política y manipulaciones teledirigidas a la economía venezolana, podríamos tener más explicaciones.

Sobre el estancamiento del precio del paralelo

Las explicaciones pueden ser extensas, hay variables que valen la pena sopesar desde diversas direcciones, pero quedarán para la segunda entrega de esta investigación. No obstante, vale la pena hacer la salvedad: Dólar Today es un arma de ataque económico a la economía venezolana que ha causado daños profundos a los sistemas y subsistemas de abastecimiento y precios en la economía venezolana.

He ahí que las explicaciones que siguen al comportamiento del precio del paralelo están asociadas a la característica de Dólar Today no como marcador económico, sino como marcador político. Sobre esa cualidad residen otro tipo de explicaciones más allá de lo econométrico.

Es la racionalidad política sobre la cual se debe analizar esta página mercenaria.

Anuncios