El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó este miércoles que la recolección del 20% de manifestaciones de voluntades para solicitar el referendo revocatorio se realizará los días 26, 27 y 28 de octubre. Para este proceso, detalló el Poder Electoral en nota de prensa, se habilitarán 5 mil 392 máquinas electorales, distribuidos en 1 mil 356 centros de votación, ubicado en los 335 municipios del país y desplegados en 776 parroquias para recoger el 20% del registro electoral por estados en un lapso de siete horas por día.

El horario para la recolección del 20% será de 8 de la mañana a 12 del mediodía, y de 1 a 4 de la tarde, tal y como lo establece el reglamento. El CNE estableció que el corte del Registro Electoral empleado para esta recolección será el del 30 de abril de este año, que corresponde a 19 millones 567 mil 013 electores, es decir, que para aprobarse el referendo al Presidente, tres millones 893 mil 128 electores deben manifestar su voluntad de revocatorio.

Luego de este proceso, el Poder Electoral emitirá la declaratoria de procedencia o no procedencia, la cual se llevará a cabo a finales del mes de noviembre. Si las rúbricas recogidas por la Mesa de la Unidad Democrática cumplen con los requisitos, el CNE tiene un lapso de 90 días para convocar el proceso electoral. En este sentido, se prevé que el proceso de referendo se realice a mediados del primer trimestre de 2017, agrega el CNE en nota de prensa.

Sobre las condiciones del proceso de recolección del 20%

La MUD ha iniciado un boicot a sí misma y ha comenzado a desmovilizar a sus simpatizantes al declarar que las condiciones para la recolección del 20% de las firmas son injustas. Con esto de entrada, inhiben la participación de sus seguidores en tal recolección. Hay una peligrosa y tendenciosa manipulación que podría tener propósitos ocultos.

-Máquinas disponibles: Sobre las 5 mil 392 máquinas que serán habilitadas, señalan que no son suficientes. Pero la matemática demuestra lo contrario. El proceso de recolección de firmas constará sólo del uso de maáuinas captahuellas y planillas para firmas, a diferencia de un proceso electoral convencional donde se cuenta con máquinas de votación y urnas. En procesos electorales regulares está demostrado y registrado que el tiempo en la herradura por votante es, en promedio, de minuto y medio. El proceso de recolección de firmas podría ser incluso sustantivamente menor, dado que hay menos pasos que cumplir.

Saquemos cuentas. Suponiendo que el proceso de firma tarde sólo un minuto, una máquina de votación podría atender al menos a 55 firmantes por hora. Cada día de jornada de recolección será de siete horas, esto indica que sólo una máquina podría recibir al menos a 385 firmantes por día. Los días de jornada de recolección de rúbricas serán tres. Esto indica que sólo una máquina captahuellas podría registrar alrededor de 1 mil 155 manifestantes de voluntad o firmantes. Si multiplicamos 1 mil 155 por el número de máquinas dispuestas para ese proceso (5 mil 392 máquinas), veremos que la plataforma dispuesta por el CNE para la recolección de firmas tendría capacidad para recabar 6 millones 227 mil 760 firmas. Mucho más que el número requerido, que son poco más de 3 millones 890 mil firmas. El argumento de la “insuficiencia de máquinas” es falaz.

El argumento de la “insuficiencia de máquinas” es falaz

-Centros electorales asignados: Serán asignados 1 mil 356 centros de votación para la recolección del 20% de firmantes que solicitarán referéndum revocatorio. La vocería de la MUD ha difundido el argumento de que esos centros son insuficientes o que, en su mayoría, serán centros donde hay tendencia histórica a victorias del chavismo. Pero en la MUD hay contradicciones. Roberto Picón, integrante del grupo técnico de la oposición que participa en las discusiones con el CNE sobre la logística e infraestructura disponible para la jornada del 20%, en un estudio preliminar citado por Eugenio Martínez en la noche del miércoles 21/09, señala que “De los 1.355 centros habilitados, 625 centros corresponden a colegios en donde ganó la oposición el 6D. En estos centros estarán habilitados 2.483 máquinas captahuellas”.

Vale decir que muchos centros electorales serán nucleados, es decir, votantes de un centro electoral específico podrían tener que ir a otro centro donde confluirán votantes de varios centros, pero el patrón de georreferencia por parroquias se mantiene, pues estos centros estarán ubicados en 776 parroquias. Esto indica que aunque algún inscrito en el REP deba ir a firmar a un centro que no es el suyo, ese centro de votación podría encontrarse dentro de su misma parroquia y definitivamente dentro de su mismo municipio, pues en todos los 335 municipios habrá centros electorales habilitados. Esto manda al traste lo de supuestas “condiciones injustas” para los firmantes. No deben ir de un municipio a otro ni de un estado al otro para firmar, como algunos han señalado.

-Firmas por Estado: El CNE apuntó que la recolección de firmas debe ser proporcional por estados. Es decir, el 20% debe ser alcanzado en todos los estados del país, en caso contrario, el proceso quedaría anulado. La MUD ha cuestionado ese criterio y se basa en su interpretación que hace del Artículo 72 de la Constitución Nacional que señala que un(a) funcionario(a) sería revocado(a) por el voto de electores de su circunscripción. Para la MUD, toda Venezuela es una circunscripción electoral. Para el CNE, el país está dividido en 23 circunscripciones electorales estatales y esta interpretación es la jurídicamente correcta. Recordemos, no se trata de una elección presidencial ni de un referéndum consultivo ni revocatorio. La jornada del 26 al 28 de octubre se trata de una recolección de 20% de voluntades registradas en el Registro Electoral Permanente con la intención de solicitar un revocatorio al Presidente y esta se encuentra determinada por el propósito de los(as) electores(as) divididos en 23 circunscripciones a nivel nacional.

El Artículo 72 de la Constitución no establece al detalle este asunto tratándose de un revocatorio presidencial, pues se refiere a “circunscripción electoral” de manera indiferenciada reseñando llanamente a funcionarios a revocar y que fueron electos en circunscripciones específicas. La MUD básicamente defiende la cuestión de recoger un 20% nacional, como si el país todo fuera una sola circunscripción, dado el hecho de que la MUD es fuerte en unos estados pero en otros no. Intentarían compensar en unos estados lo que no logren captar en otros. Para nombrar sólo un ejemplo, en palabras textuales de Eugenio Martínez, opositor experto en materia electoral: “Para llegar al 20% de firmas en Delta Amacuro (donde la MUD es débil) la MUD tendría que movilizar al 87% de electores que apoyaron a la MUD el 6 de diciembre de 2015”.

El revocatorio en 2016 ha muerto y nadie se los va a devolver

El factor tiempo, anunciado como una espada de Damocles, cae sobre la MUD y políticamente los abre en canal, pues el anuncio del CNE de un posible revocatorio en 2017 dividirá posturas en el seno de la mal llamada “unidad”. El pánico se impone.

La aparente “sorpresa” y/o “indignación” de la MUD es un engaño

-Sobre las fechas: Mediados del primer trimestre de 2017, es la estimación que hace el CNE para que se realice el eventual referéndum revocatorio. Vale decirlo, el CNE hace esta estimación, casi tocando la línea de violentar su propia norma. lo hace para contener el imperio de la desinformación que ha impuesto la MUD, manejando expectativas de manera artera y tendenciosa entre sus seguidores. El CNE no publicó el miércoles 21 las fechas definitivas, pues el espíritu de la norma que rige el proceso condiciona el cumplimiento de un requisito o etapa para que se dé fecha del siguiente. En los primeros días de diciembre tendremos fecha exacta del revocatorio, si es que lo hay, si se cumplen los requisitos y si la MUD en definitiva decide continuar, ya que hasta eso debemos ponerlo en entredicho.

-Sobre las reacciones: El revocatorio en 2017 no es una sorpresa, menos todavía para quienes han podido leer y estudiar la norma que rige la materia, sus detalles, condiciones y lapsos previstos. Debemos sopesar la campaña que la MUD ha emprendido sistemática y consistentemente, aunado a la pereza de leer de muchos opositores, el caldo de cultivo para la desinformación, el desconcierto y la sorpresa (indignación) está más que servido y aquí comenzamos a transitar por aguas turbias.

Lo hemos analizado anteriormente, revisando artículo por artículo, paso por paso, etapa por etapa: el revocatorio todo es un proceso que duraría poco más de 240 días o nueve meses. Iniciado el proceso contra el Presidente Maduro a mediados de abril, es tácitamente imposible que se realizara en 2016. El revocatorio en 2017 no tendría sentido para la MUD siendo su objetivo estratégico generar un desplazamiento del chavismo del poder político.

-Encrucijada y muerte: La MUD se encuentra en la encrucijada. La MUD aparece ante sus seguidores languideciendo, luego de la publicación de estas condiciones por parte del CNE. Actuaron como quien reacciona con sorpresa, pese a que el rector Luis Emilio Rondón -elemento activo de la oposición en el CNE- ya había adelantado parte de las decisiones tomadas en el directorio del ente comicial.

La aparente “sorpresa” y/o “indignación” de la MUD es un engaño. Ellos conocen la norma y sabían de antemano que el CNE determinaría que el revocatorio, de realizarse, sería en 2017. Hicieron un pronunciamiento repleto de sobresaltos y amenazas. Anunciaron que “posteriormente” harían anuncios. Es decir, no tenían una respuesta preparada para lo que ya sabían que venía. El revocatorio queda entonces en entredicho. Chúo Torrealba mencionó recientemente que sólo si habían “normas respetuosas” para recolección del 20% ellos iniciarían campaña por el 20%. A esta hora no sabemos qué harán.

Lo que sí se evidencia en este retrato de la incertidumbre es que la MUD podría tomar el atajo violento, acción elemental que consideran una vía expedita para el desplazamiento del chavismo en el poder. Todo su relato, su discurso, su corolario de acciones apunta hacia esa dirección. Entre disputas internas, acusaciones y prebendas en contienda, la MUD anunciará en sólo horas “El Camino” o “La Salida” que tomarán en su laberinto. Pero eso quedará para otro análisis. Veremos.

MISIÓN VERDAD
Anuncios