El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, llegó a Catar como parte de la gira internacional por algunos países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y no Opep, con el objetivo de avanzar en la estabilización del mercado internacional de los hidrocarburos y promover un precio equilibrado y justo del crudo.

A su arribo al Aeropuerto Internacional de Hamad, ubicado en la ciudad de Doha, capital de Catar, el Mandatario venezolano fue recibido por el ministro de Economía y Comercio, Jeque Ahmed bin Jassim Al Thani.

Está gira 2016 ha emprendido acciones diplomáticas para construir consenso con los países miembros de la Opep y los No Opep, a fines de alcanzar precios justos por cada barril de crudo. Azerbaiyán, la República Islámica de Irán y Arabia Saudita fueron los primeros tres países visitados.

El Jefe de Estado llegó en compañía de la primera combatiente, Cilia Flores; y de los ministros para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez; para el Petróleo, Eulogio del Pino; para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas; y para el Despacho y Gestión de la Presidencia, Carmen Meléndez.

Esta agenda de trabajo se produce semanas antes de que se lleve a cabo en Viena, Austria, la reunión ministerial de la Opep, en la que los países miembros refrendarán el congelamiento de la producción y los acuerdos alcanzados con los productores externos.

Durante la realización del XXV Foro Internacional de Energía, que tuvo lugar en Argel en septiembre pasado, los 14 países que conforman el grupo acordaron congelar el bombeo de petróleo, entre 32,5 y 33 millones de barriles, como acción para contribuir a estabilizar el mercado petrolero.

Los miembros de la Opep poseen en conjunto 78 % de las reservas de crudo del plantea y extraen cerca de 40 % de los barriles que se comercializan internacionalmente.

En los últimos dos años, el mercado del crudo se ha visto afectado por la sobreoferta, lo que trajo como consecuencia la reducción de los precios en más de 60 %, lo que pone en riesgo el nivel de inversiones que se requiere para cubrir la demanda energética mundial.

AVN
Anuncios