La nueva vicefiscal designada por el TSJ, ha ejercido de fiscal -la número 50 y posteriormente la número 20- en el Ministerio Público, y por consiguiente ha llevado algunos casos con cierta repercusión mediática por el talante de los personajes imputados.

Los casos fueron los siguientes:

  • En 2012, como fiscal 50, actuó contra Ana María Abreu de San Miguel (hermana de Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano) acusada de delitos contra la seguridad de la nación por uso de información reservada.
  • Harrington firmó en junio de 2014 la citación contra Tamara Sujú, directiva de la ONG Foro Penal para que compareciera por desestabilización y traición a la patria. Sujú huyó del país para evadir la medida.
  • Imputó en 2014 a Rodrigo Diamanti, presidente de la ONG Un Mundo Sin Mordaza, por tenencia de artefactos explosivos y obstrucción a la vía pública, previstos y sancionados en el Código Penal.
  • En 2014, como fiscal 20, imputó a María Corina Machado por presuntamente tener vinculación con el plan magnicida contra el Presidente de la República, Nicolás Maduro. Asimismo citó a Henrique Salas Römer, Gustavo Tarre, Robert Alonso, Pedro Mario Burelli, Diego Arria y Ricardo Koesling para que testificaran ante la mencionada conspiración.
  • Como fiscal vigésima del Ministerio Público imputó a Gaby Arellano, entonces del Frente Universitario de Voluntad Popular, por el delito de conspiración en 2014. Actualmente se encuentra en un proceso judicial.
  • El alcalde metropolitano Antonio Ledezma por el delito de conspiración y asociación que culminarían en actos violentos contra el Gobierno nacional en 2015. Esta imputación fue llevada a cabo por Harrington junto a su auxiliar Yeison Moreno.

Cabe acotar que las personas imputadas en 2014 lo fueron en el marco del plan “La Salida”, por sus vinculaciones en los hechos violentos convocados por la oposición venezolana y que tuvo como protagonistas precisamente a María Corina Machado y Leopoldo López.

Por las imputaciones hechas bajo la responsabilidad de Katherine Harrington la han demonizado diversos medios de propaganda opositores y actores políticos de la MUD.

Incluso fue incluida en la lista de sancionados mediante el decreto ejecutivo que califica a Venezuela de ser “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de los Estados Unidos”, firmada por el entonces presidente gringo Barack Obama en marzo de 2015.

Por esto, ese año Luisa Ortega Díaz, antes del viraje actual en que ahora incurre, calificaba de “valiente” a Katherine Harrington debido a su labor como fiscal en el Ministerio Público, y se solidarizó con ella, comentando que era necesaria su protección y la de su familia.

La nueva Vicefiscal también ocupó el cargo de Viceministra del Sistema Integrado de Investigación Penal del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, entre 2015 y 2016. Por ello estuvo al mando del Plan de Desarme Voluntario y de la refundación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la adecuación del Servicio de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf)

MISIÓN VERDAD

Anuncios